«

»

VER A JESÚS…

Algo me llevó a salir el sábado pasado y dar un paseo por el campo para disfrutar del tiempo tan agradable que hace estos días aquí en Cataluña, para alabar a Dios y hablar con él de muchas cosas. Al final de un buen tiempo, sentí un profundo anhelo de “ver a Jesús” y no sabía muy bien qué hacer con eso, se lo expresé y le dije que me gustaría poder – como los discípulos en su tiempo – estar con él, hablar con él en persona, conocerle más… Y pensé para mí misma: “¿Cómo le podría conocer más? Podría volver a leer los Evangelios, pero ya los conozco – ya sé todo lo que dicen y relatan de Jesús…” De alguna manera tenía la impresión que no había manera hoy en día de conocerle más a Jesús, si un creyente ya conocía bien la Biblia. Pero me quedé con la canción en la mente que dice: “…yo quiero verte”.

Dios ve lo que hay en nuestro corazón y sabe comunicarse con nosotros. La mañana siguiente le pedí a Dios que me hablara por su Palabra – aquel día no quería seguir mi lectura bíblica en Ezequiel, de los interminables profecías de juicio sobre las naciones enemigas del pueblo Israel…, así que abrí la Biblia al azar:

Juan 12:20-26. Había ciertos griegos…, se acercaron a Felipe…, y le rogaron, diciendo: “Señor, quisiéramos ver a Jesús”. Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe se lo dijeron a Jesús.

¡Otros que querían ver a Jesús! La petición llega a los oídos del Señor, y él – como tantas veces – parece que no hace caso a la pregunta, sino se dispone a hablar de otra cosa:

Jesús les respondió diciendo: “Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

Morir a si mismo, ‘des-preciar’ la vida en esta tierra, no agarrarse a ella, seguir a Jesús y su ejemplo… – ¡lo que estamos estudiando y comentando en el curso de consejería bíblica! ¿Y qué tiene que ver eso con ver a Jesús? “…y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor.” ¡¡Sirviendo a Jesús estaremos con él!! Si seguimos sus pasos, si somos partícipes de su obra que él realiza a través de nosotros, estamos en comunión con él, vemos su mano, vemos su manera de actuar… ¡Le veremos!

Pero no acaba allí el texto: “Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.” ¡Qué tremendo! O sea: primero tenemos que renunciar a nuestra vida y morir a nosotros mismos, pero luego Dios nos honrará… ¿Somos conscientes de lo que significa eso? ¿No vale eso mil veces más que toda honra que podamos recibir de los hombres, toda aprobación, reconocimiento, alabanza de parte de nuestros semejantes – que tanto anhelamos y tanto somos adictos de esta ‘honra de los hombres’?

Acto seguido, Jesús – como buen maestro – ilustra sus enseñanzas con su ejemplo personal:

Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ‘¿Padre, sálvame de esta hora?’ Mas para esto he llegado a esta hora. ‘Padre, glorifica tu nombre’.” Entonces vino una voz del cielo: “Lo he glorificado, y lo glorificaré otra vez.”

Jesús, en ese mismo momento, tenía la elección entre agarrase a la vida en la tierra u optar por la negación de sí mismo y la entrega total a la misión del Padre, cueste lo que cueste. Sabemos por la terrible lucha que pasó en Getsemaní, que no fue una decisión fácil…, también Jesús tuvo que aprender obediencia a través de lo que sufrió (Heb.6:8). Pero Dios reconoció enseguida su sacrificio y se manifestó a él – y el camino de la cruz era el camino al Padre y a la gloria, ¡para él y para nosotros!

“Señor Jesús, yo quiero seguirte. Quiero estar donde tú estás. ¡Quiero verte!”

(S.Py)

¡¡FELIZ NAVIDAD 2012!!

1 comentario

  1. Conrado

    SI, ese es el único camino querida Sigrid, gracias por compartir esto. Vuestra famila Gomez en Huelva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>